investigación social, de mercado y opinión logo
Teléfono
91 206 10 00
Correo electrónico
inf@simplelogica.com

siguenos en Facebook   siguenos en Linkedin   Siguenos en Twitter
  english version    VOLVER INICIO
 
Volver Portada Índices de opinión pública
Situación financiera y ahorro en los hogares

 

•  En más de la mitad de los hogares españoles no pueden ahorrar. En el 46,0% llegan justos a final de mes y en el 16,8% deben utilizar sus ahorros o endeudarse.

•  Casi seis de cada diez ciudadanos (58,6%) a final de año consideraban el momento malo o muy malo para ahorrar, mientras el 39,3% consideraban que era bueno o muy bueno.

•  El 55,4% de los españoles manifiestan que durante los próximos doce meses probablemente o con seguridad no ahorrarán, mientras que el 43,6% opinan que sí existe al menos alguna probabilidad.

Algo menos de la mitad de los españoles declaran que en sus hogares tienen los ingresos justos para llegar a final de mes, algo más de uno de cada tres que les permiten ahorrar al menos algo y algo menos de dos de cada diez que esos ingresos no les son suficientes y deben utilizar sus ahorros o endeudarse, según se desprende de los resultados de la encuesta de los Índices de Opinión Pública (IOP) de Simple Lógica, realizada en el pasado mes de diciembre y cofinanciada por la Comisión Europea.

Gráfico 1: ¿Qué frase es la que mejor describiría la actual situación financiera de su hogar?
Tabla 1: ¿Qué frase es la que mejor describiría la actual situación financiera de su hogar? (Según sexo, edad, estudios, ingresos del hogar y partido votado Elecciones Generales 2016)

Las diferencias de situación aparecen asociadas a variables como el sexo la edad o el nivel de estudios, pero especialmente al nivel de ingresos del hogar.

Efectivamente, la capacidad de ahorro aparece directamente vinculada a los ingresos del hogar, como por otra parte es lógico esperar. Los hogares con alguna capacidad de ahorro suponen una proporción muy reducida (14,1%) entre los que declaran tener unos ingresos mensuales de hasta 1.000 euros, que representan en torno al 25% de quienes declaran esos ingresos en la encuesta, y es superior, pero todavía minoritaria (27,1%), en el conjunto de los que declaran unos ingresos del hogar de entre 1.000 y 1.500 euros, que suponen una proporción similar a la señalada para los que tienen unos ingresos inferiores. Incluso entre quienes declaran unos ingresos del hogar de entre 1.500 y 2.500 euros, que suponen aproximadamente el 30% de los hogares de los que se declaran los ingresos en la encuesta, el porcentaje de los que indican poder ahorrar algo (43,0%) es inferior al que suponen el conjunto de los que no pueden hacerlo porque dicen que en sus hogares llegan justo a final de mes, están utilizando ahorros o directamente endeudándose (57,1%).

Por otra parte, hay que señalar que el porcentaje de quienes declaran que en sus hogares pueden ahorrar al menos algo es superior entre los hombres (42,0%) que entre las mujeres (32,2%); que es también superior entre los más jóvenes (51,8%) y desciende a medida que se incrementa la edad, hasta situarse en el 27,7% entre los mayores de 65 años; que mientras entre los de quienes tienen estudios primarios o inferiores se queda en el 22,1% entre los de estudios universitarios llega al 55,7% y, atendiendo a la orientación política de los informantes, mientras entre los votantes del PSOE representan el 29,6%, entre los de los demás partidos es apreciablemente superior, hasta situarse en el 47,0% entre los de Ciudadanos.

Por su parte, la proporción de quienes declaran tener en sus hogares los ingresos justos para llegar a final de mes es superior entre las mujeres (49,4%) que entre los hombres (42,3%) y se incrementa con la edad, (pasando del 36,4% entre los más jóvenes al 56,2% entre los mayores de 65 años) y según desciende el nivel de estudios, pues se sitúa en el 29,1% entre los que tienen estudios universitarios y sube hasta el 56,0% entre los que tienen estudios primarios o inferiores.

Los datos registrados a propósito de quienes declaran que los ingresos de sus hogares no les son suficientes y deben utilizar ahorros o endeudarse varían de forma similar a la que se acaba de indicar a propósito de los que señalan disponer de los ingresos justos en sus hogares.

La encuesta de Simple Lógica también pone de manifiesto que una clara mayoría de los ciudadanos consideran al finalizar 2017 que el momento es malo o muy malo para ahorrar.

Suponen algo menos de seis de cada diez ciudadanos (58,6%) que, teniendo en cuenta la situación económica general, al finalizar el año consideraban el momento malo o muy malo para ahorrar, mientras que no llegaban a representar cuatro de cada diez (39,3%) los que consideraban que era bueno o muy bueno para tal fin.

Gráfico 2: Momento actual para ahorrar
Tabla 2: Momento actual para ahorrar (Según sexo, edad, estudios, ingresos del hogar y partido votado Elecciones Generales 2016)

Son claras las diferencias de opinión en este punto atendiendo al nivel de ingresos de los hogares y también al sexo, la edad, el nivel de estudios y la orientación política de los informantes.

Efectivamente, mientras entre los que declaran tener unos ingresos en el hogar de 1.000 euros o inferiores es claramente mayoritario el porcentaje de quienes consideran el momento malo o muy malo para ahorrar (68,9%), entre los que manifiestan tener unos ingresos en sus hogares superiores a los 2.500 euros ese porcentaje es 25 puntos inferior (43,9%).

Por otra parte, la percepción de la idoneidad del momento para ahorrar es apreciablemente más pesimista entre las mujeres que entre los hombres. El porcentaje de ellas que consideran malo o muy malo el momento para ahorrar (65,3%) es casi catorce puntos superior al que se registra entre ellos (51,6%).

El pesimismo en cuanto a la percepción de la idoneidad del momento para ahorrar también aparece claramente asociado a la edad de los informantes. Así, mientras entre los más jóvenes apenas representan uno de cada tres (32,9%) los que opinan que el momento es malo para ahorrar, a medida que se incrementa la edad esa proporción también sube y se sitúa en el entorno de siete de cada diez la de los que sostienen la misma opinión entre los mayores de 55 años (=68,4%).

También son relevantes las diferencias que se observan en función del nivel de estudios de los informantes, de forma que mientras entre los que tienen estudios primarios o inferiores representan más de dos de cada tres (67,6%) los que consideran el momento malo o muy malo para ahorrar, entre los que tienen estudios universitarios ese porcentaje es quince puntos inferior (52,5%).

Atendiendo a la orientación política de los entrevistados también se observan algunas diferencias relevantes entre los votantes de los partidos de centro-derecha y los de centro-izquierda. Es entre ocho y diez puntos superior el porcentaje de quienes consideran malo o muy malo el momento para ahorrar entre los votantes del PSOE (63,6%) y UP (66,9%) con respecto al que se registra entre los del PP (55,5%) y Ciudadanos (56,1%).

También representan más de la mitad de los ciudadanos los que consideran que probablemente no puedan ahorrar en el nuevo año o que no tendrán ninguna probabilidad de hacerlo, según se desprende de los resultados de la misma encuesta de los Índices de Opinión Pública (IOP) de Simple Lógica.

Representan algo más de la mitad de los ciudadanos (55,4%) los que manifiestan que durante los próximos doce meses probablemente no ahorrarán o que no hay ninguna probabilidad de que lo hagan, mientras que el 43,6% opinan que probablemente o muy probablemente sí ahorrarán algún dinero.

Gráfico 3: Probabilidad de ahorro durante los próximos doce meses
Tabla 3: Probabilidad de ahorro durante los próximos doce meses (Según sexo, edad, estudios, ingresos del hogar y partido votado Elecciones Generales 2016)

Las diferencias de opinión en este punto se producen con unas tendencias muy similares a las que se registraban en el punto anterior a propósito de la consideración de la idoneidad del momento para ahorrar.

Atendiendo al nivel de ingresos declarados del hogar, se observa que mientras entre los que dicen tener unos ingresos de hasta 1.000 euros representan un 26,3% los que creen que es probable o muy probable que puedan ahorrar en el nuevo año y un 72,3% los que indican que probablemente o con seguridad no podrán hacerlo, entre los que declaran unos ingreso del hogar superiores a los 2.500 euros esos porcentajes casi se invierten y son respectivamente del 71,5% y del 28,2%.

Analizando los resultados en función del sexo de los informantes, se observa que mientras entre los hombres representan prácticamente la mitad (49,7%) los que manifiestan que en los próximos doce meses probablemente no puedan ahorrar o que no tienen ninguna probabilidad de hacerlo, entre las mujeres ese porcentaje es once puntos superior y se sitúa en el 60,7%.

También es clara la diferencia de opinión atendiendo a la edad, incrementándose la probabilidad de no ahorrar a medida que lo hacen los años de los informantes. Mientras entre los más jóvenes suponen algo más de uno de cada tres (36,0%) los que manifiestan que probablemente no podrán ahorrar en los próximos doce meses o que no existe ninguna probabilidad de que lo hagan, ese porcentaje se incrementa a medida que se eleva la edad de los entrevistados, hasta situarse en el 68,7% entre los mayores de 65 años.

Del mismo modo, se observa que la previsión de la probabilidad de ahorrar se incrementa a medida que desciende el nivel de estudios de los entrevistados, ya que mientras entre los que tienen estudios universitarios suponen un 42,2% los que prevén que probablemente o con seguridad no podrán ahorrar, entre los que tienen estudios primarios o inferiores ese porcentaje es 25 puntos superior (67,5%).

Atendiendo al comportamiento electoral de los informantes se aprecia que entre los votantes del PSOE el porcentaje de los que consideran que no probablemente o con seguridad no podrán a horrar (64,3%) es superior en diez o más puntos al que se registra entre los de los otros tres partidos.

 

Ficha técnica

 

ver todos los índices        subir

Febrero | 2018

Índices de Opinión Pública (IOP)
indice@simplelogica.com

Una iniciativa puesta en marcha por la propia empresa como instrumento de seguimiento de la Opinión Pública española en relación a los temas y acontecimientos en que esta se centra en cada momento.

El servicio es complemento y prolongación de la actividad ordinaria de SIMPLE LÓGICA en el terreno de la Investigación Social y los Estudios de Mercado y forma parte de los trabajos de investigación que realiza en la propia área de Opinión Pública.

SIMPLE LÓGICA desarrolla todas sus actividades de consultoría, interpretación, análisis y recogida de datos, siguiendo criterios rigurosos de calidad, cuenta con la certificación de calidad conforme a la norma UNE-EN -ISO 9001, es miembro de AEDEMO y ESOMAR y está acogida al código deontológico ICC/ESOMAR de Marketing e Investigación Social.

 

   © Simple Lógica 2016
Plaza Sta. Mª Soledad Torres Acosta, 2, 4º C. 28004. Madrid

Tel. (34) 91 206 10 00          Fax (34) 91 206 10 01
AVISO LEGAL/PROTECCIÓN DE DATOS


inf@simplelogica.com