investigación social, de mercado y opinión logo
Teléfono
91 206 10 00
Correo electrónico
inf@simplelogica.com

siguenos en Facebook   siguenos en Linkedin   Siguenos en Twitter
  english version    VOLVER INICIO
 
Volver Portada Índices de opinión pública
Intención de voto y popularidad de líderes políticos

 

Se mantiene en algo más de seis puntos la ventaja en intención de voto del PP (29,3%) con respecto al PSOE (22,8%).

Las expectativas de participación se mantienen bajas, aunque se eleva ligeramente el porcentaje de quienes declaran su intención de votar alguna candidatura (54,6%).

El nivel de aprobación de los principales líderes sigue siendo bajo. A la cabeza se sitúa Dª Rosa Díez (32,2%)
seguida de D. Cayo Lara (22,7%), de D. Mariano Rajoy (21,5%) y de D. Alfredo Pérez Rubalcaba (15,8%).

Los resultados estimados de intención de voto, en el supuesto de Elecciones Generales, siguen poniendo de manifiesto una expectativa de baja participación, aunque algo superior a la que se registraba hace seis meses, y de descenso de los apoyos electorales para las dos formaciones políticas mayoritarias. Gráfico 1Estas son dos de las conclusiones que se desprenden del último sondeo del servicio de Índices de Opinión Pública (IOP) de SIMPLE LÓGICA, partner de GALLUP en España.

En el ámbito de la participación se observa que representan un 54,6% los ciudadanos con derecho a voto que se lo otorgarían a alguna de las candidaturas electorales que se pudieran presentar, siendo este porcentaje superior en algo más de tres puntos al que se registraba hace seis meses.

Ese ligero incremento de la participación coincide con un también ligero incremento del respaldo electoral que reciben en conjunto los dos partidos mayoritarios (52,1%), aunque todavía sea muy inferior al que recibieron en la última convocatoria electoral, en que consiguieron siete de cada diez de los votos otorgados al conjunto de las candidaturas.

Por su parte, se mantienen las perspectivas favorables para IU y UPyD, que según los resultados de la estimación de voto seguirían teniendo una previsión claramente favorable en cuanto a los apoyos electorales que recogerían, en el supuesto de Elecciones Generales, con respecto a los que obtuvieron en la convocatoria de 2011.



Gráfico 1: Estimación de intención de voto PP y PSOE

 

El porcentaje de voto estimado para el PP es del 29,3%, apenas unas décimas inferior al que obtenía el mes anterior y en la media de los últimos seis meses. Dicho porcentaje, no obstante, es quince puntos inferior al que este partido obtuvo en las elecciones de 2011.

En el caso del PSOE, el porcentaje estimado de voto que ahora obtendría (22,8%) supone un moderado incremento de más de dos puntos con respecto al que se registraba en el mes de febrero, pero esa recuperación no llega a compensar la pérdida de seis puntos en el porcentaje de apoyos que este partido ha experimentado con respecto a la anterior convocatoria electoral. Por otra parte, es clara la reducción de la distancia que separa al Partido Socialista del Partido Popular, que se sitúa en algo más de seis puntos con respecto a los más de quince que les separaron en 2011, aunque, como se observa en los datos, parece deberse más al desgaste del partido del Gobierno, que no llega a ser rentabilizada por el principal partido de la oposición.

Analizando las transferencias de voto relacionadas con ambos partidos se observa una baja tasa de fidelidad y similar en ambos casos. En el caso del PP, el porcentaje de quienes habiendo votado a este partido en 2011 se muestran dispuestos a volver a hacerlo ahora representan un 43,9%, mientras que en el caso del PSOE ese porcentaje es similar y sólo algo más de un punto inferior (42,7%). Esos porcentajes, aunque superiores a los que se registraban hace seis meses, son todavía claramente inferiores a los que se observan para IU y UPyD, que son más próximos a lo que podría considerarse esperable y deseable para los responsables de los dos partidos mayoritarios.

A propósito del PP, las principales transferencias de apoyos se producen hacia la abstención, representando un 30,8% los votantes populares en 2011 que ahora se muestran dispuestos a no votar a ningún partido. En el caso del PSOE, el porcentaje de sus votantes en 2011 que ahora no votarían a ninguna formación es diez puntos inferior y se sitúa en el 20,5%.

También es relevante la diferencia en la proporción de indecisos en las bases electorales de ambos partidos. Mientras entre los votantes del PP en 2011 representan un 10,6% los que ahora no declaran su comportamiento electoral, entre los del PSOE el porcentaje de los que tampoco llegan a declarar cuál sería su comportamiento electoral es algo más de seis puntos superior y se sitúa en el 16,9%.

Gráfico 2: Estimación de intención de voto otros partidos En cuanto a las transferencias de voto de los dos partidos mayoritarios con otras formaciones o colectivos electorales, las diferencias son claras. En el caso del PP la principal pérdida de votos hacia otra formación se produce hacia UPyD que recibe el voto del 7,0% de los votantes populares en 2011, el PSOE recibiría el 2,4% y otras formaciones recibirían el 5,7%. En el caso del PSOE la principal pérdida hacia otras formaciones se producirían hacia IU, que recibiría el voto del 7,3% de los votantes socialistas en las anteriores elecciones, pero también son importantes los apoyos que el PSOE cede a UPyD (5,0%) y a otros partidos minoritarios fundamentalmente de izquierda (5,7%).

En cuanto a la recepción de apoyos hay que señalar que en el caso del PP éstos se reducen a los que recibe del colectivo de los jóvenes nuevos votantes y abstencionistas, mientras que en el caso del PSOE además de esos colectivos también recibe de otros partidos y específicamente del PP, que le cedería el 2,4% de sus votantes en 2011.

 

Como ya se ha señalado, la pérdida de votos de los grandes partidos beneficia claramente a los minoritarios como IU y UPyD, pero el ascenso de estas formaciones no se basa sólo en eso, sino también en la mayor tasa de fidelidad de voto que tiene. De hecho en el caso de IU el porcentaje de quienes habiendo votado a esta formación en 2011 se manifiestan dispuestos a seguir haciéndolo ahora se sitúa en el 60,6% y en el UPyD ese porcentaje es incluso superior (67,9%).

 

El Índice de popularidad de los líderes de las principales formaciones políticas, y especialmente de los dos partidos hasta ahora mayoritarios, sigue situándose en unos niveles claramente bajos, según los resultados del mismo sondeo de SIMPLE LÓGICA, partner de Gallup en España.

Gráfico 3: Popularidad de líderes políticosGráfico 4: Evolución de la popularidad de líderes políticos (% aprueba)

Aunque ninguno de los cuatro líderes llega a obtener la aprobación de su actuación por uno de cada tres ciudadanos, hay que señalar que Dª Rosa Díez está cerca de conseguirlo ya que recibe la aprobación del 32.2% de los entrevistados. Tras ella se sitúa D. Cayo Lara que con la aprobación del 22,7% de los informantes se sitúa por encima de D. Mariano Rajoy, cuya actuación es aprobada por el 21,5% y de D. Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien aprueban el 15,8% de los entrevistados..

Centrando la atención en los líderes de los dos partidos mayoritarios, se observa cierta recuperación de su valoración en ambos casos, que parece más evidente en el caso de D Alfredo Pérez Rubalcaba en los dos últimos meses.

 

 

Analizando los resultados registrados atendiendo al comportamiento electoral de los informantes, se observa que en el caso del Presidente del Gobierno entre los votantes del Partido Popular representan algo más de la mitad (56,0%) los que le dan su aprobación, mientras que los que valoran su actuación en términos de desaprobación representan un 40,0%.

A propósito de D. Alfredo Pérez Rubalcaba, la situación dentro de la base electoral de su partido es más desfavorable. Representan uno de cada tres los votantes socialistas (33,7%) los que aprueban su actuación, frente a casi seis de cada diez (58,5%) que suponen los que la desaprueban. Es de destacar que entre los votantes socialistas los porcentajes de aprobación que se registran para D. Cayo Lara y Dª Rosa Díez son incluso ligeramente superiores a los que se registran para el líder de la formación que votaron en 2011.

En el caso de D. Cayo Lara, sin embargo, representan casi seis de cada diez (58,9%) los que le valoran en términos de aprobación, frente al 31,0% que suponen los que la desaprueban.

A propósito de Dª Rosa Díez el porcentaje de aprobación entre sus votantes es muy superior al que se registra para los demás líderes dentro de sus bases electorales, situándose en el 81,6% los que la valoran positivamente.


Tabla 2: Popularidad de líderes políticos

 

fICHA TÉCNICA

 

ver todos los índices        subir

Abril | 2014

Índices de Opinión Pública (IOP)
indice@simplelogica.com

Una iniciativa puesta en marcha por la propia empresa como instrumento de seguimiento de la Opinión Pública española en relación a los temas y acontecimientos en que esta se centra en cada momento.

El servicio es complemento y prolongación de la actividad ordinaria de SIMPLE LÓGICA en el terreno de la Investigación Social y los Estudios de Mercado y forma parte de los trabajos de investigación que realiza en la propia área de Opinión Pública.

SIMPLE LÓGICA desarrolla todas sus actividades de consultoría, interpretación, análisis y recogida de datos, siguiendo criterios rigurosos de calidad, cuenta con la certificación de calidad conforme a la norma UNE-EN -ISO 9001, es miembro de AEDEMO y ESOMAR y está acogida al código deontológico ICC/ESOMAR de Marketing e Investigación Social.

 

   © Simple Lógica 2016
Plaza Sta. Mª Soledad Torres Acosta, 2, 4º C. 28004. Madrid

Tel. (34) 91 206 10 00          Fax (34) 91 206 10 01
inf@simplelogica.com